¿Quién creería que saliendo en el puesto 793 de una carrera se pueden donar más de 50 mil dólares a distintas instituciones? Este es el caso del ultramaratonista solidario Sebastián Armenault, quien contó en CPS cómo saliendo anteúltimo hay empresas que apuestan a su mensaje de esfuerzo y superación. “Termino la carrera y me siento el campeón del mundo gracias a mi proyecto”, explicó quien compite con cuatro operaciones de rodilla, once yesos y habiendo empezado a los 40 años.