El actor Atilio Veronelli dialogó con Nada Está Escrito sobre “Confesiones de un hombre separado”, la cual definió con una obra autobiográfica.

Entre varías anécdotas, contó que algunos de sus personajes fueron creados a partir de familiares suyos. “Los actores somos muy observadores para ejecutar después”, señaló y explicó que “lo que uno hace es imitar de manera libre a gente que no es tan conocida”.